Escribiendo una historia

 

 

*Nos mudamos! Puedes visitar el nuevo blog en http://www.mirairo.net*Image

No es algo raro que me guste escribir. De hecho, siempre he escrito pequeños cuentos y poemas entre otros pero esta es la primera vez que me encuentro escribiendo algo mas grande, algo que me ha tenido cautivado por los últimos meses y que he tratado de cumplir.

Eso es la escritura de un libro de terror. Verán, tenia una idea en la cabeza que no podía quitarla de encima y pensé que seria grandioso mostrárselo a los amantes de la lectura así que empecé a escribir. Cuando me di cuenta, ya había pasado las 60 paginas y aun faltaba muchisimo por contar. La verdad es que esto de escribir una historia es algo muy emocionante.

Por el momento, aun falta para que termine de escribir la historia pero una vez la complete, la publicare aquí. Mientras tanto les dejo una fracción del primer capitulo para ver que opinan.

No vayan a ser tan duros! recuerden que es mi primer escrito de este tipo 😉

“Era una fría noche de noviembre, de aquellas sin luna y sin perturbación alguna, solo los pasos
apresurados de Martin resonaban en el sendero de una remota aldea, al norte de Guatemala.
Martin Rodríguez era un joven de 28 años, con 2 hijas, 1 hijo, una esposa y un trabajo en un
mugriento y pequeño bar llamado “La Esperanza”, a la orilla de la carretera. Su jornada laboral era de
8am a 7pm y aunque no le pagaban lo debido, le alcanzaba para poder mantener a su familia y darse
uno que otro lujo de vez en cuando. A demás, no pensaba que su trabajo fuese tedioso, más bien le
encantaba servir tragos y escuchar los problemas y las historias de los viajeros que pasaban por el
pequeño bar.
Era jueves por la mañana y Martin ya se encontraba en camino al bar. Era un recorrido de 2km
sobre un sendero de tierra, por lo que salía de su casa alrededor de las 7:00am para poder abrir el bar a
tiempo. Había estado ahorrando para una bicicleta, pero con el nacimiento imprevisto de su última hija,
Martin había invertido todos sus ahorros en lo que era necesario para mantener en buen estado a la
recién nacida.
Una vez abierto el bar, Martin empezó la limpieza matutina de la grasienta cocina. Luego se
dirigió al comedor para finalizar en la mesa del bar, en donde se mantenía la mayoría de tiempo. La
mañana fue tranquila y solo la Sra. Álvarez, dueña de la librería que se encontraba a 300 metros del bar
llego a desayunar como lo hacía casi todos los días.
— ¡Buenos días Martin! —dijo la Sra. Álvarez mientras pasaba la puerta del bar—. ¿Estas
ocupado?
—Buenos días Sra. Álvarez — respondió Martin—. ¡Para nada! Por favor, pase adelante — dijo
cordialmente—. ¿Desea algo para desayunar?
—No, pero gracias por la oferta— respondió—. Un café me bastara. Además, solo vengo para
advertirte sobre algo extraño que ocurrió la semana pasada. Algo que me ha tenido despierta las ultimas
3 noches— dijo con un leve temblor en la voz.

Martin pudo ver el miedo en los ojos de la Sra. Álvarez al pronunciar la última frase.
¿Qué pudo haber ocurrido para que una mujer que rondaba los 40 años y con un carácter tan
fuerte como el de ella, fuesen perturbados? — pensó Martin.

La última vez que la vio así fue hace 2 años, por el mes de octubre. Una amiga de ella juraba
haber visto al marido de la Sra. Álvarez cenando con otra mujer en un restaurante de comida italiana
más de 3 veces en la ciudad, lo cual había levantado miedos y sospechas en los pensamientos de la Sra.
Álvarez. En esos tiempos llegaba al bar todos los días a las 10am y descargaba sus penas en Martin.

—Tal vez solo necesita alguien que la escuche, ¿o no?— pensaba Martin en aquellos
tiempos—. Además, no tiene muchas “buenas amigas” que digamos— se decía a sí mismo.

El jamás olvidara el miedo y la preocupación que emanaba la Sra. Álvarez al pensar de que
sería su vida sin su amado esposo. Lo cual se volvió una realidad 3 meses después, cuando su marido
solamente desapareció, sin decir absolutamente nada. Martin creía que en la actualidad, la Sra. Álvarez
aun tenía esperanza que su marido volviese con ella, lo cual el veía imposible.

—Dígame, ¿Qué ha ocurrido?— dijo Martin con tremenda curiosidad.
—Bueno, todo empezó el miércoles de la semana pasada cuando estaba a punto de cerrar
la librería— empezó a relatar la Sra. Álvarez—. Había sido un día tranquilo y el sol ya se estaba
ocultando, así que decidí que era hora guardar todo e irme para mi casa. Como tú sabes, mi auto sigue
averiado así que todos los días recorro el kilómetro y medio que hay de la librería hacia mi casa por

la carretera principal. Pues a medio camino, cuando me encontraba cruzando el famoso puente de los
caídos, “le llamaban así porque 10 personas se habían suicidado simultáneamente en el 96 en dicho
puente. Claro, nunca nadie supo la razón de tal calamidad y la policía decía que seguían investigando el
caso”, un sonido de motor me llamo mucho la atención— dijo la Sra. Álvarez con temor—. ya que no
había nada en la carretera y no sabía de dónde provenía.
Cuando me encontraba a la mitad del puente, me detuve a escuchar ese sonido que se hacía más y más
fuerte. Vi hacia abajo y la vi. Era una Pick-up azul grande como un toro español, de esos que corren a
la personas en un festival que hacen en España. Sus llantas estaban llenas de lodo y sus vidrios eran tan
oscuros como la misma noche sin luna.
—Tal vez solo se trataba de un leñador Sra. Álvarez— dijo Martin con calma.
—Espera que no he terminado— respondió con enojo en su voz—. Cuando vi la Pick-up azul,
creo que era una Ford si no mal recuerdo, me quede un buen rato viéndola, pues me parecía extraño
que un auto de ese calibre se encontrara a un lado de un rio en una aldea que pocos sabían que existía.
—15 minutos — dijo la Sra. Álvarez— 15 minutos me quede vigilando y no vi rastro alguno
del conductor. Solo el sonido del motor y su intimidante forma yacían al lado del rio. Al fin, decidí
seguir caminando hacia mi casa, tal vez solo era mi mente paranoica y mi instinto controlador que me
provocaban la necesidad de obtener una respuesta, pero a los 10 minutos ya había olvidado el
incidente.
—Bueno, no pongas esa cara Martin. Sé que te aburres de tanto escucharme pero aún no he
terminado. Ya verás a lo que quiero llegar que no vengo solo a perder mi tiempo contándote lo que vi y
lo que no vi en mi recorrido — dijo la Sra. Álvarez al ves a Martin bostezando.
— ¡Para nada! No me he aburrido pero ni un poco— dijo Martin recuperando la atención—.
Sigue por favor.
—Bueno, ¿Por dónde iba? Ah sí, después de 30 largos minutos llegue a casa a tiempo para
ver “Mata pasiones”, mi novela favorita. Después de ver la novela y comer unos bocadillos, el sueño ya
se presentaba con toda su fuerza como hace todos los días después de las 10:30pm.
¿De qué te ríes Martin? Ya verás, mientras viejo, más cansancio sentirás y si no es así, que me parta un
rayo — reclamo la Sra. Álvarez al ver a Martin reír entre dientes—. Como decía, a eso de las 10:45pm
ya me encontraba tumbada en la cama, esperando a ser transportada a ese maravilloso mundo de sueños
donde lo imposible se hace realidad pero de repente escuche un sonido que me pareció familiar. Era
el sonido del motor de la Pick-up que vi a lado del rio. Sí, no podía ser otro, pues el sonido era fuerte,
grave y lo recordaba muy bien.
Me levante, me puse las botas que tengo al pie de la cama, tome la escopeta que tengo guardada
en el armario y fui directo al ventanal que hay en el segundo nivel, pues ahí puedo ver la carretera.
—Ni imaginas lo que vi Martin. Algo que me erizo hasta los pelos que no tengo y eso que he
visto muchas cosas a lo largo de mi desgraciada vida— dijo la Sra. Álvarez—. Ahí se encontraba la
Pick-up azul, al otro lado de la calle, dentro del monte con las luces prendidas y con dirección hacia mi
casa.
— ¿Puedes creer que casi le disparo? — dijo con una risa fingida y preocupante —. Pero no. Lo
pensé más de 2 veces y decidí solo esperar. Vigilar y esperar el tiempo que fuese necesario. Durante las
2 siguientes horas, la Pick-up no se movió ni mostro signos de vida dentro de ella en ningún instante.
— ¿Cómo? ¿Qué porque no salí a ver de cerca? ¿Eso dices Martin?—pregunto la Sra.
Álvarez—. Ni tu tendrías los huevos para salir a las 12am a ver por qué hay un loco aparcado frente a
tu casa con el auto en marcha y con dirección hacia ti ¿o si Martin?… Bueno, eso pensé así que cállate
de una vez y déjame terminar—reclamo la Sra. Álvarez.
Como puedes imaginar, el sueño me venció y quede tumbada después de 2 horas de vigilia…”

Anuncios

Publicado el 18 septiembre, 2012 en Sin categoría y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 15 comentarios.

  1. Me ha fascinado el inicio y la trama que proponés tenés muy buena redacción, la verdad me quedaron ganas de leer como sigue tu relato. Las únicas cosas que te mencionaría es que hay un cambio en la forma en que Martín trata a la Sra. Álvarez pues le dice: “Sigue por favor” hablandole de tú, mientras en las otras ocasiones la trata de usted. Creo que sería lo único a tener en cuenta, el trato de Martín a la Sra. Álvarez. Por lo demás, excelente introduccción 😀

    • Muchisimas gracias por tu comentario!

      Para ser sincero, una vez empiezo a escribir, mis manos ya no pueden parar y pasan ese tipo de errores. Ten por seguro que una vez lo termine, te lo pasare para que lo puedas leer 😉 me alegra que te haya gustado ese corto inicio de la trama.

      Saludos.

  2. FELICITACIONES, PORTENER EL VALOR DE COPARTIR LO DEMS ES SCUNDARIO, ME ENGANCHE, CAPTASTE MI ATENCION Y CURIOSIDAD, CREO QE ES MAS DE SUSPENSO,ME ENCANTAN LOS DETALLES, OMO LOS TOROS AULES, E SACAS DE EL TEMA E INMEDIATAMENTE VUELVE A SUMERGIRME, EL PUENTE UN BUEN ELEMENTO, LA NOVELA QUE RISA, ME QUEDE PICADO, GRACIAS POR COMPARTIR

  3. anahy keller

    Mi querido Rodri, te felicito por hacer realidad tus sueños, y porque si algo te cautivó y logró despertar emoción en tu vida , no te queda más que hacer realidad tu sueño. Me gusta mucho la forma que relatás la historia, me quedé picada por saber que fue lo que vió la señora Alvarez….
    solo me queda la duda si es “la pick up o el pick up” para mi es género masculino …. que conste que no es mi fuerte la redacción. Seguí adelane y hay me invitás para la presentación del libro. un fuerte abrazo , tu amiga. Anahy

  4. Victor Anleu

    Hola Rodrigo, leí tu obra y me gustó, la veo muy interesante y como mantienes el suspenso que es el objetivo. Como un comentario, narras que los acontecimientos son al norte de la ciudad y en éste sector tienen una forma muy peculiar de hablar en lo que se refiere a modismos, sería bueno que investigaras para darle más realce a los personajes de tu obra. Te deseo muchos éxitos y ojalá llegue ser un Best-Seller.

    Con Cariño.
    Victor Anleu

  5. Rolando Juárez

    Muy buena redacción
    Adecuado uso de la gramática
    Rico vocabulario
    Con pocas excepciones, buena ortografía
    Secuencia de los hechos bien hilvanados
    Descripción muy clara de escenarios
    Relación de acontecimientos con mucha precisión
    Mantiene el interés durante la narración
    Espero le sirva.
    Un fuerte abrazo y mil bendiciones.

  6. Jorge Izaguirre

    Sandra, fue un gusto el leer el inicio de la novela de tu hijo.

    Llama la atención, e intriga por conocer el final, algunos aspectos por tener en cuenta, no se mencine un rio en general por ser lago que todos toman como comun, debe de existir otra forma de identificar mas especificamente este rio, como solo conocido por los lugareños, un monolito , un zenote, etc, por otro lado, la hora nocturna corregir pm.

    Debe uno perder el miedo al que dirán y ser uno mismo, es lo que he podido aprender en la vida, sigue adelante!!

    Exitos!

  7. manuel chavez

    Muy buena introduccion Rodrigo, concidero que pongas a las doce de la noche asi como cambiar tener huevos, por valor y en lo sucesivo evitar vocablos soezes,, no te luce, pues vas a ser un escritor educado fino, pulcro y de calidad, adelante que ya me quedé picado, bendicones

  8. Muchisimas gracias a todos por sus comentarios y opiniones! Les aseguro que las tomare en cuenta y me alegra ver que les agrado esta pequeña introduccion. La historia ya va mas avanzada y tengan por seguro que una vez la termine, recibiran una copia del mismo.

    Gracias de nuevo y saludos!

  9. Richi Escobar

    Wow! increíble que dentro de todo lo que haces aún tengas tiempo para hacer algo tan entretenido e interesante como esto, creeme que me parecio bastante interesante, la verdad captó mi atención bastante rápido, seguí adelante, siempre supe que esa mente que vos tenes es totalmente otra onda! no te vayas a olvidar de avisarme cuando lo hayas publicado para que lo lea! éxitos!

  10. Gilda CHupina Mc.

    WAUWWWWWWW, que precioso, desde que se empieza a leer una se prende en la historia, MIL FELICIDADES, Dios bendiga tu vida y tu talento, esperarè con mucha alegria el lanzamiento de tu libro. Exitos para ti. sè que llegaràs muy lejos pues eres una persona muy…….muy especial.-

  11. Sandra Menjívar

    Hola Rodrìgo, te felicito, pues ya estas escribiendo tu libro, que bueno que empezaste por ello; deseo comentarte que con una amiga quien lee bastante y es licenciada en Ciencias de la comunicaciòn estuvimos platicando sobre tu relato y concluìmos que la redacciòn en cuànto a la narrativa està muy bien, nada mas poner màs atenciòn a la ortografìa, que implica tambièn tildar y escribir bien las palabras, ya que hay algunas que van juntas y las separaste; tambièn tengo duda porque pusiste en un bar y en una parte mencionas que la señora llega a desayunar, es un cafè-bar? o simplemente bar? pues por la ubicaciòn que mencionas ? bueno ya nos picaste asi que tenemos que leer hasta el final y se que iras puliendo, de nuevo felicitaciones.

  12. Muchas gracias por sus comentarios! tendre en cuenta todas las opiniones para la futura revision del libro. Ire publicando mas partes para leer sus opiniones.

    Gracias y saludos.

  13. Ana Beatríz Muralles

    no pude hacer el comentario directamente a Rodrigo, pero por
    favor felicitalo de mi parte; me encantó el relato, tiene una forma de
    redactar excelente, hace que uno se imagine el lugar y a los
    personajes; creo que va a llegar muy lejos, lo insto a que siga
    escribiendo; esto es un arte que no todos tenemos y que bueno que le
    guste. Felicitaciones a tí por los hijos tan lindos que tienes.
    Abrazos. Ana Beatriz.

  14. Me pongo de Pie le aplaudo y le doy un gran enhorabuena este jovencito que es un gran prometedor de la literatura Guatemala, siga adelante jovencito que tiene un buen futuro, ya que yo eh tenido la oportunidad de leer muchas obras literarias pues le confieso que me cautivo desde el princio a fin, espero con ansias la segunda y parte final, exitos y hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: